Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Feminismo Vs Nosotras Mismas

2016_0926_18195900 (2)

Hace días que le doy vueltas a un comentario que leí en una red social. Creo que el autor era un chico joven. Cito lo más aproximado posible a la realidad: “Que yo recuerde guepardos en la universidad no dejaban entrar, pero zorras había muchas”. Cuando lo leí, y habiendo leído otras lindezas suyas anteriores, pensé que se trataba de un muchacho que ante falta de seguridad, valores, cerebro y una buena educación, entre otras cosas, se dedicaba a mostrarse cual pavo real en celo, haciéndose el “graciosillo” y dando mucho la lata.

En principio no pensé contestar, no parecía que mereciera la pena. Si sus padres no habían conseguido sacar algo de provecho de semejante individuo, no lo iba a conseguir yo, una mindunguis a la que no conoce de nada, desde la distancia y a través de una pantalla. Lo único que lograría sería cabrearme aún más y que él se creciera ante su desmesurada virilidad. Pero sí sentí curiosidad por la avalancha de respuestas que había recibido tan elocuente comentario. Leí y leí y creí morir. Chicos, chicas, más o menos jóvenes, muchos aplaudiendo su fantástico humor y añadiendo más leña, otros advirtiendo del peligro de que lo leyera una feminista, en tono despectivo, por supuesto. Nadie en contra.

Paré, respiré, pensé… Me pregunté si es que había perdido el sentido del humor. Llegué a la conclusión de que, si al menos hubiera dicho “zorras y burros”, pues, bueno, ahí nos metemos con todos y, a lo mejor, hasta me reía, pero mira, no, sólo se había referido al género femenino. ¿Qué le pasa a ese chico para meterse siempre con las mujeres?. Y lo que más me asustó ¿por qué otras chicas apoyan, aumentan y defienden a capa y espada a semejante espécimen? Quizás el hecho de que su foto de perfil fuera la de un tipo cachas de espaldas entrando en el mar, lo ayudara… un poco… a que esa chica, cuya foto de perfil era un selfie poniendo morritos y con mirada “seductora”… , lo defendiera hasta el punto de rebajarse a autodenominarse “zorra” en uno de sus caóticos comentarios.

Nunca he creído que hombres y mujeres seamos iguales. Más bien nos veo como una especie de complemento el uno del otro con los mismos derechos y las mismas obligaciones. A fin de cuentas, si no fuera así, con uno de los dos géneros sobre la faz de la tierra bastaría y el otro podría desaparecer. Pero eso no quiere decir que uno sea inferior o superior al otro, ambos son necesarios. Por desgracia, y aún no sé porqué, durante gran parte de la historia del ser humano, el género masculino se ha empeñado en someter y hacer inferior al femenino. Por desgracia, por mucho que gritemos y que presumamos de sociedad y mentalidad igualitaria, a día de hoy situaciones, comentarios y reflexiones como las que leí, me asustan, aún nos queda un infinito trecho que recorrer. Quizás los mismos años que nos han llevado de la prehistoria, donde aún pintábamos algo, hasta la actualidad, donde creemos que pintamos, pero marcha atrás, a ver si encontrábamos aquel famoso eslabón que un día se perdió.

0 Comentarios

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account