Regístrate ahora

y te regalamos este libro


PEDIRLE PERAS AL OLMO

peras

La gran mayoría de las insatisfacciones en cualquier tipo de relación, es cuando le pides peras al olmo.
Qué quiero decir con esto? A veces esperas un reconocimiento, o que te agradezca lo mucho que te has esforzado en algo la otra parte. Esperamos el reconocimiento o el agradecimiento, desde nuestra versión de la historia, y desde la realización de un gran esfuerzo para que la otra parte se de cuenta de lo que estamos haciendo. Creamos expectativas sobre como deben ser las cosas, yo lo hago muy bien, mira mi esfuerzo, la otra parte no tiene más remedio que apreciarlo, y resulta que  la otra parte ni siquiera se ha percatado. Y lo sabemos, y caemos en ese error una vez y otra esperando que por parte de magia la otra persona se dé cuenta de todo lo que hacemos. Tal véz algún día se dará cuenta.
Y este hecho se da en todo tipo de relaciones, en las parejas que en uno de los miembros, se extenua para que  el otro lo encuentre todo perfecto, aún sabiendo que nunca se lo valora.
En esos amigos que sólo aparecen cuando les interesa, y aún nos enfadamos cuando lo siguen haciendo.
En esos familiares, políticos o no, a los que creemos hacerles un favor, cumpliendo todas las normas sociales, y a la vuelta de la esquina nos enteramos que nos están criticando.
Y así, muchos más ejemplos, en los que seguimos pidiéndole peras al olmo, por que lo sabemos, y desde la rabieta, nos enfadamos muchísimo porque no están respondiendo como hemos creído que deben hacerlo.
Y este tipo de relaciones, te hacen darte cuenta de que en realidad nunca te han querido y eso que tu has hecho un grandioso esfuerzo para que lo haga.
El quid de la cuestión reside ahí, todo lo que haces por otro desde el esfuerzo y con la esperanza de que te demuestren reconocimiento, es un forma de mendigar amor, porque no lo estás haciendo desde la seguridad de saber quién eres. Y posiblemente ni te apetecía hacerlo. Sólo estás pidiendo amor. Te das cuenta?
Cuando ya sabes quién eres, y tu grado de autoestima es saludable, harás cosas por los demás, si necesitas reconocimiento lo pedirás sin problema, y si no lo recibes, tal vez les digas …. “A tomar viento”. Pero siempre será más saludable que pedir peras al olmo, que en realidad, es no querer darse cuenta de la realidad.

0 Comentarios

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account