Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Poner los puntos

columpio

– Se acabó – le dijo él, poniendo así un punto y final

Pero ella prefería los puntos suspensivos.

¿Qué se acabó?

Se acabó esta historia pero no la historia de sus protagonistas

Se acabaron sus besos pero no el recuerdo de su sabor

Se acabó el despertarse a su lado pero no el levantarse pensando en él

Se acabó el roce de su piel pero no las mariposas en el estómago

Se acabaron los abrazos pero no los recuerdos

Se acabó el amor entre ellos pero no “El Amor”

Da igual que se ponga un punto y final, puntos suspensivos o un punto y coma. Cuando una historia acaba, otra empieza. A veces ni siquiera acaba… sólo se transforma.

0 Comentarios

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account