Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Celia Bermejo – una actriz en busca de una comedia

Celia Bermejo - una actriz en busca de una comedia | Woman·s Soul

Celia Bermejo es actriz desde hace 30 años. En su dilatada carrera ha tenido algunos papeles protagonistas o coprotagonistas, pocos y en teatro, y muchos pequeños secundarios, a veces mínimos, en cine o televisión. Medios todos ellos en los que ha tenido la oportunidad de trabajar con grandes directores y directoras como Rodrigo García Ernesto Caballero, Fernando León de Aranoa, Azucena Rodríguez, Patricia Ferreira, Gracia Querejeta o David Trueba. Trabajos que siempre han sido satisfactorios en lo profesional y no siempre bien remunerados. Sinsabores de una profesión en la que se mantiene frente a viento y marea. Y que, en el último año, le ha dado la oportunidad de trabajar con La Zaranda, Teatro Inestable de Andalucía la Baja, una de las compañías españolas más prestigiosas a nivel local e internacional. Una compañía habitual de la Bienal de Venecia de Teatro, que suele tener largas giras por Latinoamérica. Es con esta compañía con la que estrena El grito en el cielo en el Teatro Español de Madrid después de haberla representado con gran éxito en el Festival de Teatro Iberoamericano de Cádiz y en Barcelona.

Antonio Hernández (AH) – ¿Cómo te presentarías a la gente que no te conoce?

Celia Bermejo (CB) – No sé que decir. Soy una actriz muy polifacética, pero solo he podido desarrollar dos aspectos de mi abanico de posibilidades actorales.

AH – ¿Qué dos aspectos?

CB – Siempre de mala o de sufridora.

AH – ¿Cómo te gustaría que te vieran?

CB – Me gustaría que me vieran en todo tipo de personajes. Como a Carmen Machi que también tiene un físico muy particular pero que tiene un nombre. Cuando no tienes un nombre siempre te ven como lo único que has hecho. No te dan otras oportunidades. Te dicen “Es que eso lo haces muy bien”. Claro, es lo único que te dejan hacer.

AH – ¿Qué otras facetas te gustaría desarrollar?

CB – Comedia. En televisión solo he hecho una vez comedia. En Manos a la obra. Es difícil que te llamen. De todas formas, se escribe humor pero no se escriben buenas comedias como las de Berlanga. Comedias que tenían un fondo de realidad. Lo bueno de la comedia es reírse de cómo somos, de cómo funcionamos.

AH- ¿Cómo llegaste a trabajar con La Zaranda?

CB – Le dijeron a una persona que necesitaban dos actrices. Esa persona les propuso tres nombres. Uno era el mío. Luego todo fue muy rápido porque había que hacer en la Bienal de Venecia de Teatro un avance de lo que ha acabado siendo El grito en el cielo.

AH – ¿Cómo es trabajar con ellos?

CB- Es muy duro. No hay texto. Se trabaja en el vacío. Uno no sabe lo que tiene que hacer o lo que va a hacer. Pero todos los personajes son potentes. Y es un trabajo coral que se hace todos juntos. No hay protagonistas ni no protagonistas. Además, cada función es como un viaje. Todos los días haces lo mismo pero no es lo mismo.

AH – ¿Con qué otros grupos has trabajado?

CB – He trabajado en muchas cosas, pero en este mundo hay muy pocos que puedan elegir. He trabajado con Rodrigo García [autor y director de teatro de vanguardia, en la actualidad director artístico del CDN Montpellier, Francia] en el inicio de su carrera. Con Ernesto Caballero en el Centro Dramático Nacional. También he hecho espectáculos yo sola. Los espectáculos independientes están condenados a morir. Te lo pasas bien haciéndolos pero solo vienen a verlos tus amigos y conocidos. Y estoy pensando en el espectáculo El destino de un cuadro es estar torcido que creamos Marina Andina, Antonella Pinto y yo. En el que invertimos mucho tiempo.

AH – Pero hay muchas salas alternativas en las que presentar los trabajos.

CB – Las salas alternativas no hacen promoción para atraer espectadores. La gente la tienes que llevar tú. ¿Para qué voy a hacer algo? ¿Para que lo vean mis amigos? Al final tienes que acudir a castings, pero para tener la oportunidad de hacer una prueba tienes que tener un representante.

AH – ¿Es muy difícil conseguir un representante?

CB – Es tremendamente difícil. Si no has hecho una prota en una película o en una serie, no existes para ellos. No hay muchos papeles de mujeres mayores de cincuenta y solo se los ofrecen a las actrices famosas. El trabajo está muy mal repartido.

AH – ¿Cómo se podría solucionar?

CB – Que se escribiesen cosas cotidianas. Solo parece que le pasan cosas a los hombres mayores de cincuenta.

AH – ¿Por qué crees que no se escriben? ¿No tienen mercado?

CB – Es raro que saquen una película, una serie o una obra de teatro en las que la mayoría de sus personajes sean mujeres. En la ficción, todo le sucede a los jóvenes. Pero en la realidad la población está envejeciendo y hay poca oferta cultural para la gente está cumpliendo años. ¿Qué le pasa a las mujeres con la menopausia? ¿Cómo son las relaciones de esas mujeres?

Es todo como un poco frívolo. La belleza, la belleza. Un hombre con pelo gris está bien. Una mujer con canas es una dejada. Un hombre con zapato plano está bien. Una mujer para estar elegante tiene que llevar tacones. Tienes que ir con taconazos aunque tengas juanetes y dolor de espalda. A un hombre no se le pide ese sacrificio. A la mujer sí. Aunque la mujer ya no lo percibe como un sacrificio. Lo considera normal.

AH – Aunque hay muchas actrices, hay pocas autoras y directoras de teatro, cine y televisión ¿qué opinas?

CB – Es cierto. No sé porqué. No te lo sé contestar. Tal vez eso impone un punto de vista. Hay todavía muchos campos en los que las mujeres hacemos muy pocas cosas. En pintura y escultura está más equilibrado. Quizás en la dirección de cine hay más: Patricia Ferreira, Isabel Coixet, Azucena Rodríguez, Gracia Querejeta.

Hay una parte de nosotras que ha salido a exhibirse. Sin embargo, no ha sido capaz de elaborar textos que reflejen su mundo interior… ¿O será que no nos dan licencia para hacerlo?

La dramaturgia me parece muy difícil. Lo que yo he escrito siempre es muy personal. A mi siempre me salen cosas atípicas. Me gusta contar de una manera distinta. No de forma tradicional. Ahora acabo de escribir un cortometraje para el que estoy buscando financiación para rodarlo.

AH – ¿Qué te gustaría tener profesionalmente?

CB – Me gustaría conseguir papeles con más protagonismo para disfrutar más y estar relajada económicamente hablando. Y hacer una protagonista o co-protagonista en cine o televisión. En teatro he hecho más protagonistas porque he realizado mis propios espectáculos y he tenido más control. Y, a ser posible, hacer comedia.

0 Comentarios

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account