Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Convierte tu trastero en un vestidor

limpiar-tu-armario

Este año me ha pillado el toro.

He aceptado mis imperfecciones y el no llegar a todo. Como por ejemplo, que en pleno mes de julio aún tengo colgado el cashmere en el armario y  alguna que otra bufanda.

Y mientras tomaba la firme decisión de bajar la ropa de verano, que es la que está vigente en este momento, pensé que era el momento de hacer limpieza y tirar cosas, ¿no?.

Música de fondo, bien alta, una copa de vino frío, muy frío, un pantalón corto, muy corto, y una camiseta de gym para empezar el Via Crucis.

Y … ¿por dónde empezar?.

¡Madre mía!  Si mi vida es como mi armario, realmente soy un trastero. Ahora con la moda de las japonesas de que sólo puedes tener en tu casa 100 cosas… ¡si yo solo en cinturones tengo 102!. ¡Claro! ¿Cómo voy a tener mi vida ordenada?

Y lo típico, ¿cómo voy a saber qué me pongo por la mañana? y ¿cómo voy a colocar cosas nuevas si no me caben?

Plancho y lo cuelgo y se me arruga. Normal, ¡en ese armario no hay quien viva!.

Así que cojo mi copa y mientras bailo la última y contagiosa canción de Enrique Iglesias (este chico la clava cada verano), miro mis montañas de cosas en el suelo y me desafío a mí misma.

Si cojo de manera aleatoria una prenda con los ojos cerrados y resulta que no me la pongo desde hace más de 1 año, se irá de mi vida sin piedad.

Y entonces pensaba: Si hace más de 1 año que no ves a alguien (a no ser que medien continentes de por medio), ¿vale la pena mantener a esa persona en tu vida?.

Y así es como me puse a hacer paralelismos y entendí el fenómeno de la Konmarimanía.

Mi armario está distribuido en Casual, Working, Fiesta, Gym, complementos, bolsos y zapatos. Ropa interior, camisetas de tirantes, de manga corta, de manga larga, jerseys, abrigos.

Y yo me preguntaba, además de tenerlo todo mezclado ¿no estoy dedicando mucho espacio a algunas cosas? y como consecuencia, ¿mucha energía donde no toca?

¿Cómo puede ser que tenga tanto espacio dedicado a ropa de gimnasio? ¡claro!, ahora entiendo cómo le dedico tanto espacio a según quien, cuando debería tener la justa proporción. Un 5% en mi armario, un 5% en mi vida. Al dedicarle más de un 30% es lógico que no me quepa bien el resto.

Y así hago un esquema para saber cuánto quiero que ocupe en mi armario-vida, mi trabajo, mi familia, mi pareja, mis amigos, mis hobbies, mi salud, y mi ocio..

Hay que empezar por asignación de porcentajes.

¿Cuánto espacio tengo y cuántos departamentos tengo que organizar?, y el resto de cosas accesorios, en cajas, ordenadas y fáciles de localizar. Y con el tamaño adecuado. Nada de meter un gran amor en una caja pequeña porque lo asfixias, o de meter un patán en una caja grande, porque  le va grande y a ti te ocupa un inmenso espacio, por cierto desaprovechado.

Así es que manos a la obra.

Te doy las 7 primeras claves para hacer de tu trastero un maravilloso vestidor:

1.  Decidir qué porcentajes le dedicas a cada cosa.

2.  Colocar carteles en cada zona para no mezclar cosas.

3.  Vaciar todo el armario para poder revisar prenda a prenda.

4.  Decidir qué estilo quieres tener.

5.  Eliminar.

6.  Reciclar.

7.  Mantener.

En la vida:

1. Qué porcentaje le dedico a mi amor, mi salud, mi trabajo, mi cultura…?

2. Si esto es amor, es amor, o un affair… pues eso, colocar carteles y así no nos confundimos. Si esto es un trabajo pasajero o de puente, NO es el trabajo de mi vida. Cada cosa en su lugar y cada cosa por su nombre. Si comes poco por adelgazar, no digas que es para tu salud. No te engañes.

3. Vacía tu mente de todo y así podrás ver tu espacio de base limpio y diáfano. De esta manera, verás que no hace falta llenarlo tanto, es una pena.

4. No puede ser que hoy seas punky, mañana moderna, o emo. Tienes que saber qué quieres ser y llenar o vaciar el armario en consecuencia.

5. También irás viendo qué te sobra y que no tiene nada que ver con ese YO que ya eres.

6. Algunas prendas/personas/situaciones son saludables, si eres capaz de modificar lo que no te vale y ver sólo lo positivo.

7. Y por supuesto está aquello que te encanta, aquellas personas o situaciones que como unos buenos vaqueros te realzan la figura, te dan seguridad y te elevan el espíritu.

Ya sabes girl…. No te levantes y te vistas de cualquier manera, nunca se sabe si tu peor enemigo está en el kiosco o en la panadería, en el super o en el club. En cualquier caso, si en tu nuevo y radiante vestidor sólo entra lo bueno, no habrá margen de error para que te pongas nada que te siente mal, porque ya estará seleccionado y todo será perfecto.

Después de hacer esta limpieza, corres el riesgo de perder muchas cosas, pero ya sabes que el Universo tiende a llenar los espacios vacíos y ahora que está todo impecable en tu vestidor, sólo lo bueno, bonito y mágico…

¿Qué te vas a poner mañana?

Feliz estilo girl…

1 Comentario
  1. Rosa Liñares 2 años

    Simplemente, genial…
    Has hecho que me apetezca ir corriendo a organizar mi armario (que también le hace falta…)
    Un saludo, Montse

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account