Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Mi amiga Marilyn Monroe

Mi amiga Marilyn Monroe | Woman·s Soul

TODAS sabemos que es mejor caminar en la oscuridad CON UNA AMIGA, que caminar sola cuando todo es claridad, por eso hoy quiero recordar la amistad entre dos grandes divas.

En 1955, Marilyn Monroe se había refugiado en Nueva York. Allí se sumergió en la música jazz y descubrió en Ella Fitzgerald la genial creatividad que ella misma buscaba. Indignada ante la disparidad de trato que dispensaban los mejores clubes nocturnos hacia la cantante por ser negra (ni siquiera la contrataban), decidió hacer algo ella misma. Fitzgerald lo contó, con emoción, en diferentes ocasiones:

“Tengo con Marilyn Monroe una deuda enorme … ella llamó personalmente al propietario del Mocambo, y le dijo que quería que yo cantara ahí inmediatamente, y que si él lo hacía, ella se sentaría delante, en una mesa, todas las noches. También le dijo, y era cierto, debido a su status de superestrella, que la prensa le daría mucha publicidad. El propietario dijo que sí, y Marilyn estuvo allí, en la primera mesa, todas las noches. La prensa enloqueció. Después de eso, nunca más tuve que tocar en ningún club de segunda categoría. “

Esta historia me conmovió mucho, porque la descubrí cuando estaba pasando por un periodo en el que la lista de mis deudas con amigas se alargaba día a día. Un periodo en el que mujeres fuertes y grandes me rescataron y acompañaron cuando después de un divorcio, que podría catalogarse como un huracán tipo 4, me había dejado con la sensación de ser una damnificada. Ese divorcio me llevó a perder dos dientes, pasar por un desahucio y tener que jugar con mis dos hijas pequeñas a que vivíamos en una casa en el bosque para que pasaran la tarde con el abrigo puesto, porque yo no podía pagar la calefacción. Hoy, aún lloro al recordarlo (aunque ya no tengo miedo) y me imagino la gratitud de alguien tan grande como Ella hacia Marilyn, porque yo siendo una mera mortal siempre estaré en deuda con esas Grandes Mujeres que tocaron mi vida, y la de mis pequeñas, para que saliéramos adelante. A ellas y a todas las Marilyns que tocan la vida de otras, de forma grande o pequeña: GRACIAS.

Angela Monroy

2 Comentarios
  1. 2 años

    Gracias Rosa, No quiero ni imaginar qué hubiera sido de mi sin mis amigas. Una de ellas, al leer este texto me dijo: Esto pasa mucho. A veces somos Ella Fitzgerald y otras somos Marilyn Monroe. Qué gran verdad. Un beso, A.

  2. Rosa Liñares 2 años

    Ay… las amigas… esos seres maravillosos e imprescindibles en nuestras vidas…
    Una historia conmovedora, Ángela

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account