Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Mañana de domingo

Mañana de domingo | Woman·s Soul

Empezaste joven y con ímpetu, como la mayoría de las ilusiones que se gestan en esa edad tan pirotécnica. Creyendo que la vida era lo suficientemente larga como para equivocarse cuantas veces fuera necesario y siempre quedarían cartuchos, tiempo para recomenzar. Hasta que una mañana, de repente llega aquel día, en que todo lo que te parecía un tiempo eterno se vuelve breve, y todos los planes y sueños que se irían a materializar en el futuro, se desdibujan en la pizarra pálida de tu destino. Más hojas blancas que días soleados se apilan en tu calendario. No hay nada en el futuro que no esté hecho de las horas de cada día, piensas, mientras sacas la ropa de la lavadora y la tiendes de forma automática utilizando la mañana de domingo que otros más sensatos quizá, aprovecharían para dormir o pasear por el rastro. Estas sola pero sabes que es algo pasajero porque si quieres puedes dejar de estarlo. Es una elección libre que has hecho tú y solo tú. Vives en ese pequeño piso en el centro de la ciudad, no en la calle más ruidosa, cuidaste bien de elegir un lugar tranquilo, silencioso, pero a pocos metros de donde brota la algarabía para poder acceder a ella cada vez que el silencio se hiciera ensordecedor o que la perorata mental llenará de ruido tu serenidad. Siempre existía la posibilidad de ir al bar de Manuel, el gallego, cervezas, tapas e historias ligeras. Siempre estaría la librería, el videoclub, incluso el bar de jazz, gallinero de solteros que se buscan y se encuentran, para volverse a desencontrar. Lugares que son todos escaparates para darle contención a lo efímero, espacios para llenar el vacío… ¿Se puede llenar otra cosa que no sea el vacío? ¿Hay varios vacíos o solo uno grande y general? ¿Qué otra cosa se puede hacer con el vacío además de llenarlo? ¿Son acaso términos indivisibles? Te preguntas al percatarte después de escribirla, de lo trillada que resulta la frase “llenar el vacío”, y sigues dándole alguna vueltas porque esa sensación de vacío te ha acompañado tanto tiempo que ya no sabes si es solo tuya o algo intrínseco al ser humano que cada uno sobrelleva de la mejor manera que puede. Entonces te comparas con en esas compañeras del colegio que ves con su vida idílica de familia numerosa, su casa grande y su séquito de servicio doméstico, su coche de burbuja, sus hijos repeinados, no porque de ninguna manera envidies esa vida que te resulta a ti aún más vacía que la tuya, sino porque sabes que esa es la vida para la que tus padres te programaron. Cada cosa que hicieron iba dirigida a que ocuparas esa casa, a que te pusieras ese traje de diseño con tus uñas color salmón de moda, a que te hubieras casado con ese joven consultor de buena cuna que te llevará de vacaciones Caribe y te asegurará que el álbum de familia no tendrá ningún descolorido.

Te pones una taza de té y te sientas en la mesa de la ventana a dejar que el sol de la mañana dominical te acaricie las piernas y sigues pensando ¿Qué te ha llevado a correr hacia el lado opuesto?, ¿el amor por las historias de los antihéroes? ¿Esa vena de artista que nunca has conseguido materializar en algo tangible, vendible y triunfable, si es que se puede usar esa palabra? Es decir, algo que pudiera si no otorgarte dinero y prestigio, al menos algo de reconocimiento para que tus padres no sintieran del todo que eres la oveja percudida, la promesa que nunca se cumplió, la lúcida inteligencia que obnubiló un carácter inseguro y disperso. Ese traje que te han puesto o que tú crees que te han puesto porque tienes ya cuarenta y sigues en tu estudio de soltera, con tu trabajo de mil euros, corrigiendo los libros que otros con más constancia se han atrevido a escribir. Tan solo un domingo como cualquier otro.

3 Comentarios
  1. Brianda Domecq 2 años

    Bravo, Adri, Bravo!!! Sigue escribiendo, con ese vocabulario fantástico y esa magia para expresarte, un gran beso, Brianda

  2. Autor

    Muchas gracias por tus palabras, Susana. Espero seguir escribiendo y estar a la altura de esta página que se nota hacéis con mucho cariño y corazón.
    Un abrazo,
    Adriana

  3. Susana Pino 2 años

    Bienvenida a WS Adriana! Un placer tenerte con nosotros.
    Me ha gustado mucho tu post. Me ha hecho pensar que no existen los lados opuestos, está el que tú eliges y el que otros tratan de elegir por ti. Y únicamente cuando decides libremente tu camino puedes construir una vida real, mejor o peor, ¡quién sabe! .. existe una teoría de la relatividad estupenda… ¡A ver quién lo mide!
    Mi opinión es que las vidas que únicamente pretenden hacer bonita una foto, la mayoría de las veces carecen de autenticidad, de vivencias y de emociones reales. Si como decía Platón pudiésemos acceder a la verdadera esencia de las cosas y no únicamente a las sombras proyectadas por una luz engañosa, veríamos muchas más fotos borrosas y desenfocadas de las que creemos.
    Gracias por tu reflexión. Un abrazo.

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account