Regístrate ahora

y te regalamos este libro


No inviertas en presente

No inviertas en presente | Woman·s Soul

El presente es una falacia. El presente no existe.

Se necesita un poco de acrobacia imaginativa. Porque darte la vuelta de 180 grados a ti mismo no es un ejercicio sencillo. Lo bueno es que es tan agradable como correr 10 Km y luego ducharse. Y al estirar todas las vértebras emocionales, te re-oxigenas, Y sientes que renuevas y vuelves a empezar, inclusive desde el mismo sitio.
Aunque Einstein se empeñe en que nada puede cambiar desde el mismo sitio en que lo iniciaste, adjunto la prueba de que SI se puede.

Muchos libros nos hablan del aquí y ahora, pero no dan las instrucciones debidamente para ponerlo en práctica. El Presente necesita con urgencia una agencia de comunicación nueva. Porque gasta muchos recursos en venderse pero no lo compra nadie. Recursos vacíos. Y sin dirección estratégica. El Presente no es una love mark…..con el potencial que tiene…Todo el Universo hace cosas a la vez con él. Nada ni nadie se libra de ser target del Presente. El potencial consumidor es total población y total ser vivo. Y qué mal se vende…

La toma de conciencia, el sentirse presente, el ser y no el tener…..y todo eso que nos cuentan sus portavoces, ¿cómo se hace? Y….lo más importante, ¿cúal es la propuesta de valor?. ¿Cuándo lo haga, cómo me sentiré?. Porque ahora por ahora, nunca mejor dicho, no me motiva nada esforzarme en mirar un pájaro o una flor detenidamente. Y como todo ser poco evolucionado, quiero lo que no tengo, o lo que aún me falta. ¿Por qué me voy a dedicar a lo que ya tengo con lo escasa que voy de batería? Si aún me faltan cosas que he pedido al Universo, pero que por lo que sea no me comunico muy bien con el Cosmos…mejor me dedico al futuro ¿no?

Si mi tiempo es lo más valioso que tengo, me sale muy caro dedicarme al presente. Es un tema de optimización de perfiles y de recursos. Hasta ahora, yo era más de perfil de futuro. Era el producto de tiempo, en el que yo invertía más.
Ahora me he cambiado a una nueva categoría, que es el presente continuo. Y aún me queda alguna acción por ahí en el pasado, que al estar tan devaluado no consigo endosar ni a la de tres…De futuro ya no hablamos, no invierto ni medio, porque la incertidumbre es tal los riesgos tan poco controlados, que como no lo hagan mejor, se van a quedar sin socios.

Si tenemos en cuenta que el presente es tan efímero como que cuando he escrito la última letra de está última palabra ya es pasado…
¿No es mejor que piense en el futuro?. Si, lo se, el futuro se construye con cada nano decisión del presente.
Así es que hice el ejercicio de vivir cada situación del escurridizo y casi inexistente presente, o más bien, del futuro continuo durante 16 horas. Las 8 que faltan duermo en el presente, o futuro, o estamos directamente en el limbo, que es donde directamente vivimos.
Ayer al despertarme en mi estupenda cama con mi colchón perfecto y mis estupendas sábanas, la miré de repente con mucho afecto. Y sin saber por qué se me desató “la otra mirada” que es como he bautizado a este ejercicio que trataré de hacer en cuanto me lo permita de nuevo.
Me levanté con un cambio energético y me reafirmé de que es la cama que me volvería a comprar. Me di cuenta de cuánto me gusta y de lo bien que se duerme allí.
Lo mismo sucedió con mi ducha, y con mis mil potingues. Pensé en la ilusión y la seguridad que tuve el día que me los compré pensando que eran lo mejor para mi piel y mi pelo. Y recuperé esa sensación de emoción que nos da todo lo nuevo. De ese vestido o esos zapatos que nos encantan y la emoción que tenemos cuando nos lo compramos. Pero en cuanto los tenemos se convierten en pasado. Y el pasado como tiene esa peyorativa connotación, ya no nos gusta.
Lo mismo sucedió en mi paseo diario hacia el trabajo. Decidí levantar la mirada, ver los árboles, el cielo, no ir escribiendo mails mientras camino jugándome la vida. Así es que vi mi calle de nuevo, las tiendas, los nuevos cafés, la gente que pasaba, la mayoría ausente como yo antes de ayer, y descubrí la sensación de visitar una ciudad nueva, la mía y en mi propia calle.
Me paré en la puerta de mi trabajo, e hice una especie de bipolaridad, apretando el interruptor de otro yo diferente que entrara de nuevo en esa empresa. Un gran grupo, una gran empresa, una página en blanco de nuevo.
El esfuerzo de desacostumbrarme mereció la pena. Porque era como estrenar todas las cosas en un día. Era como tener una tarjeta de crédito infinito: casa nueva, ropa nueva, trabajo nuevo, personas nuevas o personas mejoradas. Mirar las cualidades de todas las personas o unos nuevos defectos. Porque aunque lo parezca, el mundo rosa no me gusta. Es mejor una bonita realidad. El limbo, como decía antes de tan vaporoso es incómodo.
Un sentimiento de extrema felicidad. Yoga sin posturas. Regeneración celular y de transmisores neuronales sin mirar a puntos fijos ni entrar en el especulativo nivel alfa. Y en ese estado de maga amateur, también me acordé de aquellos “zapatos” que me compré en el pasado y que tanto daño me hacen. Y aunque los mire con mirada nueva como todo lo demás, ahora ya no los mantengo. Fuera de mi armario y de mi vida. Y así con todo lo demás y con las personas que cumplieron su función contigo y ya no forman parte de tu vida recién mirada y recién estrenada. Y que ya no tienes que mantener.
¿Será que el Universo ya me habla?. ¿Será que por fin lo entiendo?. Porque en ese estado de niño con zapatos nuevos, las novedades ya no han parado de entrar… y eso que llevo sólo 24 horas….
Acuérdate de verlo todo como el primer día que lo viste. Porque es así como recuperarás la ausencia de las cosas, situaciones y personas. Y alineándolo todo a la vez, con sólo las mejores sensaciones de todo juntas, harás de tu vida el lugar más feliz del mundo. Y lo que haga heridita, o veas que no eres capaz de mirar de otra manera, es que ya no te cabe en tu nuevo decorado. Así que… ciao.
Feliz estreno. Saca tu nueva tarjeta y por una vez…. ¡gasta y sin medida, girl!

0 Comentarios

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account