Aire Puro y un Lugar Tranquilo

“Al parecer lo que yo necesitaba era esto: aire puro, un lugar tranquilo y apartado del mundo. Una vida ordenada, ejercicio diario. ¡Es magnífico ser capaz de escribirle a alguien! Sentir que quieres comunicarle tus pensamientos, sentarte a la mesa, coger una pluma y escribir unas líneas me parece maravilloso! Aunque, al expresarlo en palabras, quede una pequeña parte de lo que quiero decir. No importa. Sólo por tener ganas de escribirle a alguien ya me siento feliz.”

Haruki Murakami, Tokio Blues.

BUSCAR