fbpx

El

Yo amaba muchas cosas de el, amaba sus chistes, que me llamará antes de ir al trabajo y amaba que cada te amo era algo importante que debía decirme.

Cuando me besaba en serio que podía soñar, me concentraba tanto que se me olvidaba el resto del mundo.
Cuando me abrazaba me sentía tan segura y plácida que quedarme allí era lo que más anhelaba podiamos sentir tanto amor que sentíamos que el tiempo se detenía a nuestro favor.
El me enseñó a decir mi amor, a aceptar sus detalles y amar como nunca he vuelto a amar.
Lo único que no me enseñó fue a olvidar.
A olvidar sus besos, sus te amo y sus abrazos… dime cómo hago para olvidar porque aún después de tanto tiempo sigo amándote como aquel día.
Chelo Ochoa

BUSCAR