Navidad By Laura Martínez

Tengo 47 años. Voy a ser abuela en cuestión de días. Abuela, aabueelaaa. Intento buscar desesperadamente otra palabra que me suene mejor, que me encaje entre mis cosas. ” Abu”, “Lala”, “Yaya”, ¡qué horror!

Venga Laura, ríndete, el término da igual. Este niño te ha traído de vuelta la Navidad, esa palabra  que habías desterrado de tu vocabulario, de tu vida, de tu corazón.

El año pasado la dejaste arrinconada, apagaste sus luces, la miraste desde el burladero. Odiabas a los que podían disfrutarla. Envidiabas a los que podían respirar sin sentir ese dolor que te atenazaba la garganta. Los mismos lazos rojos que el año pasado me atravesaban como cuchillos, que me parecían un insulto a mi tristeza, hoy me hacen sonreír. La última Navidad, la primera sin ella, fue una autentica pesadilla. Que este año me pille acunando al ritmo de una bonita canción.

Laura Martínez

BUSCAR