Regístrate ahora

y te regalamos este libro


No quiero flores en mi tumba

lápidas

Cuando muera, no quiero que lleven flores a mi tumba. De hecho, no quiero una tumba. No quiero que me entierren. Quiero que esparzan mis cenizas en el mar, o en un bosque o un jardín. Quiero fundirme con la naturaleza.

Cada año, el 1 de noviembre, pienso lo mismo. La gente parece que se vuelve loca y tiene que ir al cementerio a llevar flores a sus muertos y limpiar las lápidas, aunque no lo hayan hecho el resto del año. Casi parece obligatorio. Quizá piensen que así demuestran que se acuerdan de los seres queridos que ya no están. Pero a mí me parece ridículo. Las personas que queremos y se han ido de este mundo, siguen en nuestros corazones. Parte de su alma está con nosotros. Y los puedes recordar todos los días del año. En cualquier ocasión. Con un olor, un sonido, una imagen.

No soy religiosa, aunque respeto las creencias de todo el mundo. Pero acudir al cementerio cada año en la misma fecha, por inercia, me parece algo absurdo, triste y, en cierto modo, patético. Es algo trasnochado.

¿De qué sirve un cuerpo comido por los gusanos?. Lo que cuenta es el alma. Y eso permanece. Hecha pedacitos, eso sí. Pero esos pedacitos estarán repartidos entre las personas a las que amamos y nos amaron. Uno no muere cuando ya no está de cuerpo presente. Uno muere cuando le olvidan. Cuando esos pedacitos de su alma ya no tienen cabida en los corazones de otras personas.

¿Para qué quiero una tumba? ¿ni que me lleven flores?. Yo no estaré ahí. Prefiero seguir viviendo entre otras flores, sirviéndoles para que crezcan y florezcan. Quiero que mi alma se haga mil añicos. Que esté muy repartida. Que se funda con otras almas, a las que acompañaré mientras quieran.

Yo no quiero una tumba a la que me lleven flores…

7 Comentarios
  1. Autor
    Rosa Liñares 4 años

    Gracias, Pilar. Me ha encantado ese poema cherokee

  2. Pilar Granados 4 años

    Qué bonito. Este poema me recuerda una poema cherokee. No te pares al lado de mi tumba y solloces.
    No estoy ahí, no duermo.
    Soy un millar de vientos que soplan
    y sostienen las alas de los pájaros.
    Soy el destello del diamante sobre la nieve.
    Soy el reflejo de la luz sobre el grano maduro,
    soy la semilla y la lluvia benévola de otoño.
    Cuando despiertas en la quietud de la mañana,
    soy la suave brisa repentina que juega con tu pelo.
    Soy las estrellas que brillan en la noche.
    No te pares al lado de mi tumba y solloces.
    No estoy ahí, no he muerto.

  3. Autor
    Rosa Liñares 4 años

    Muchas gracias, Ana. Me alegra que te haya gustado el artículo. En el fondo, creo que somos muchas las que pensamos así.

  4. Ana Guardiola 4 años

    Ah! Y a mí también que me inunden a flores mientras estoy viva .. Me encantan!! ????????

  5. Ana Guardiola 4 años

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Rosa. Me encanta cuando dices que lo que cuenta es el alma, y los recuerdos que tenemos de esa persona que se fue. Ellos la mantienen viva en nuestra memoria y como bien dices siguen estando presentes. Me ha gustado mucho tu artículo. Felicidades! :)

  6. Autor
    Rosa Liñares 4 años

    Tienes toda la razón, Bettie… A mí que me regalen flores mientras estoy viva…
    Un beso

  7. Bettie Jander 4 años

    Es cierto que en muchas culturas hay un día para rendir culto a los difuntos, mira el día de los muertos en México. Pero también es cierto que en estas cosas yo veo bastante hipocresía. Es como una cita, como un compromiso. No sé. Yo no soy muy de visitar a parientes en cementerios, pero sí de recordarlos en las pequeñas cosas. Aunque mi familia crea que soy una "desaboría" por no ir, yo creo que rindo mis pequeños homenajes cotidianos.

    A mí, si hay que regalarme flores, que sea antes de muerta. Aunque prefiero los bombones 😛 jajaja.

    Besotes gigantes.

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account