Regístrate ahora

y te regalamos este libro


Yo, mí, me, conmigo

niña delante de oso

Me he dado cuenta de que, inevitablemente, cada vez que escribo un artículo (casi siempre) hablo de mí. Cuento algo que me ha pasado, algo que pienso, algo que me agrada o desagrada. Siempre yo, yo, yo…Y, dicho así, suena a egocentrismo. Puedo parecer incluso una persona algo narcisista. Nada más lejos de la realidad.

Es cierto que hablo mucho de mí y de mis cosas, pero si lo hago es precisamente con la esperanza de poder servir de ayuda. Porque, a veces, saber que alguien está pasando por lo mismo que nosotros, puede hacernos sentir un poco mejor; y, quizá, menos solos. Y no es afán de protagonismo; al contrario. Es ceder un poco de ese protagonismo a cada uno de los lectores. Cuando nos cuestionamos cosas, situaciones, sentimientos… y creemos que somos unos bichos raros, nos consuela saber que hay alguien más como tú. Seguramente, muchos más de los que te esperas.

Y no es un síntoma de egolatría (aunque pueda parecerlo), ni pretendo inculcar a los demás mis creencias u opiniones. Simplemente, se trata de compartir. Y compartir siempre es gratificante, independientemente del lado en el que se esté.

A veces las voces en mi cabeza llegan a ser una auténtica pesadilla, bombardeándome a preguntas, ideas y pensamientos absurdos. Entonces, pienso que estoy loca y me pregunto si a alguien más le pasará lo mismo, así que cuando encuentro a alguien que expresa eso que estoy pensando, respiro tranquila y me siento aliviada.

Así que, supongo que YO seguiré escribiendo sobre MÍ, para que TÚ lo leas y sientas que somos NOSOTROS/AS

2 Comentarios
  1. Autor
    Rosa Liñares 3 años

    Pues me consuela saber que no soy la única. Gracias por tus palabras, Sonia
    Un saludo

  2. Sonia Buil 3 años

    Rosa, creo que todo el mundo escribe sobre sí mismo, sobre sus experiencias, sobre su persona, sus sentimientos, miedos, monstruos o fantasías. Siempre está el "yo" presente porque, por mucho que pudiéramos inventar, al final el resultado sería una popurrí de "yo, mi, me, conmigo". No hay nadie mejor para explicar un sentimiento o una vivencia (sea la que sea) que el mismo que la sufre o disfruta.
    Por cierto, acabas de conseguir uno de los resultados que buscas cuando escribes; esas preguntas que te formulas, las voces, las pesadillas bombardeadoras de cabezas… Puede que ambas estemos locas, pero no, no eres la única en absoluto.
    Un saludo!

Contesta

CONTACTO

Si tienes cualquier sugerencia que hacernos o alguna pregunta sobre el funcionamiento de la página, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Enviando

Copyright © 2016 Woman's Soul | Website Created by El Petit Kraken

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account