No mires el móvil mientras tanto

Lo has escuchado mil veces: el tiempo es el único recursos no renovable. Nunca podrás recuperar el minuto que has desperdiciado hoy.

Elige con cuidado las tareas y las actividades que incluyes en tu día a día, para sacar el máximo provecho de las horas que tienes. La medida de tu éxito serán los resultados que consigues.

Con la mirada fijada en estos resultados, es fácil olvidarse de disfrutar de las cosas mientras nos pasan. Es otro aspecto de la escasez del recurso tiempo. La vida no se repite infinitas veces. Hay un limite – temporal y de capacidad mental.

  • ¿Cuántas veces realmente leerás este libro?
  • ¿Cuántas veces irás a cenar a tu restaurante favorito?
  • ¿Cuántos emails puedes enviar? ¿Cuántos quieres enviar?
  • ¿Cuántas veces podrás hablar por teléfono con tu hermana?

¿Y cuánto disfrutarás hacerlo, si tu cabeza está en otro lado? Pensando en la próxima actividad, cazando pokemón, revisando el facebook, luchando contra el remordimiento de “estar perdiendo el tiempo”.

El tiempo es finito, y por consecuencia, toda actividad es finita. Éste es el verdadero significado del tiempo como recurso no renovable: llegará el momento que no podrás repetir.

Hagas lo que hagas, hazlo con toda tu presencia. No mires el móvil mientras tanto.

BUSCAR